Calistenia en mujeres. Mi experiencia entrenando | OnlyClean
Image Alt
OnlyClean
Mujer haciendo full planche

Mi camino en la calistenia

Amo el deporte desde que recuerdo y nunca lo he amado más que ahora que entreno calistenia. 

Mi camino en la calistenia ha estado marcado por aprendizajes,  triunfos y errores. Este deporte me ha enseñado tanto, pero especialmente que no hay nada que supere el trabajo duro e inteligente. 

Antes de contar sobre esto, me gustaría resaltar que a pesar de ser deportista desde muy pequeña, no fui gimnasta. Es decir, mi experiencia en entrenamiento de estáticos era inexistente. Y creo que esto, que para algunos es una barrera, para mí ha sido una ventaja porque ha significado aprender mucho sobre mi cuerpo, anatomía, entrenamiento y fisiología de la mujer.

Desde que recuerdo he sido impaciente y he querido llegar a cualquier meta antes que todos. Esto puede ser bueno y duro al mismo tiempo por las consecuencias que puede traer. 

Hablando específicamente sobre la calistenia, recuerdo que en las primeras semanas de entreno quería hacer un L-sit to handstand. Quería hacerlo y punto. Ahora que veo para atrás, reconozco mi terquedad y estupidez. Y no quiero sonar ruda conmigo misma pero no podía siquiera hacer 30 pushups (flexiones) y ya estaba soñando con un handstand. Primer error. No puedes correr antes de aprender a caminar. Si quieres un L-sit to handstand, es necesario identificar los ejercicios básicos que lo conforman y empezar con ellos… 

No hay nada que supere el trabajo duro e inteligente

El segundo error fue el sobreentreno. Al mes de entrenar calistenia, empecé a tener dolores muy fuertes en el tríceps (la inserción), los ignoré y seguí entrenando. Ahora entiendo que, en comparación con los músculos, los tendones y ligamentos requieren más tiempo para fortalecerse. Pasé por varias lesiones hasta entender que sobreentrenar sólo alargaba el camino hacia mis metas.  Quizás si lo hubiera entendido antes, habría llegado hace años a donde estoy hoy pero bueno, los hubieras no existen.

La lección que me dejó el tercer error es digna de compartir. Veo por todos lados que las personas dicen “aprende a escuchar tu cuerpo” y yo te digo conoce tu cuerpo para saber si escucharlo o ignorarlo. Mi cuerpo me dice a veces que está cansado y me miente, en otras ocasiones me dice lo mismo y es verdad. ¿Cómo saber la diferencia? Conociéndote, escribiendo tus entrenos, respetando tus tiempos de recuperación, alimentándote bien y apoyándote de tecnología. Hay señales que tu cuerpo te dará cuando estás sobre entrenando. Tengo una herramienta que mide mi variabilidad de ritmo cardíaco y es un apoyo para entender si es necesario descansar.

Y ahora que ya expliqué los errores y las lecciones que cada uno de ellos me dejó, escribiré sobre lo que he hecho bien.

Mujer entrenando calistenia

Programación del entrenamiento

Después de 4 años de entrenar calistenia con el objetivo de lograr todo pero nada en concreto, empecé a preguntarme cuáles eran mis metas y a tomar notas de mis entrenos. Todo empezó con el fin de mejorar mis marcas en streetlifting y con el tiempo empecé a aplicarlo también a los estáticos. 

Yo creía que mi meta podía ser “mejorar en todo” y cuando quise construir un programa de entreno para mejorar en todo, me di cuenta que no era posible y tuve que priorizar. Empecé a mantener en mi programa solamente los ejercicios que pasaban por la prueba del para qué,  es decir los sometía a la pregunta, ¿para qué lo hago? Fue así como mis entrenos empezaron a ser más cortos pero más eficientes.

Fue tedioso al inicio tomar nota sobre cómo me sentía en cada entreno. Cuando me sentía bien, tomaba nota y cuando me sentía débil y cansada, también… Al ver mis notas, reconocí que había una semana al mes en donde mi rendimiento bajaba y esto me lleva al siguiente tema.

Soy más fuerte que un 85% de los hombres que conozco y esto es gracias a mi perseverancia y disciplina, pero mi cuerpo nunca tendrá la fisiología de un hombre. Las mujeres son fisiológicamente diferentes a los hombres. No tenemos testosterona, tenemos estrógeno y progesterona. Nuestra estructura y densidad ósea en la cadera está hecha para ser capaces de tener hijos, por lo tanto pesa más. Tenemos ciclos hormonales que hacen que nuestras hormonas fluctúen, lo cual genera cambios en el metabolismo, especialmente en la fase hormonal alta. Entonces, si las mujeres son fisiológicamente diferentes a un hombre, ¿por qué queremos entrenar como un hombre? 

Esta pregunta me hizo investigar sobre el tema y acoplar el programa de entreno a mi ciclo hormonal, lo cual ha tenido efectos significativos en mi rendimiento y en la eficiencia con la que alcanzo mis metas. También mi dieta cambia dependiendo si estoy en la fase hormonal alta o baja. Hay muchos mitos que no tienen fundamento como por ejemplo que cuando una mujer está menstruando, no debe entrenar o no tiene fuerza.  Todo lo contrario, cuando una mujer menstrua, los niveles de hormonas empiezan a bajar, lo cual es una seña que el anabolismo y catabolismo muscular será mucho más eficiente, la tolerancia al dolor será mayor, la capacidad aeróbica y fuerza aumentará. 

Por otro lado, en la fase hormonal alta, es decir a partir de la ovulación, el aumento en progesteronan y estrógeno tienen efectos como: reducción en el tiempo de reacción, reducción en capacidad aerobica y fuerza, mayor tendencia a deshidratación, reducción en la capacidad anabólica de los músculos, aumento en el catabolismo de los músculos, recuperación más lenta debido a mayor densidad de la sangre, etc. Si yo como mujer conozco esto, puedo lograr mejores resultados al acoplar entrenos y dieta y lograr así mejores resultados. (ROAR, Stacy. T Sims, )

Constancia y perspectiva 

Finalmente, no me gustaría dejar a un lado la voluntad. No todos los días tengo ganas de entrenar y los días malos existen. Los días malos son cuando siento que he perdido mi fuerza, parece que nada sale como quiero y mi mente no está tan fuerte. Cuando esto pasa, salgo adelante reconociendo que antes de ese día han habido muchos días buenos. Es importante no perder la perspectiva porque un día malo no significa que se cae todo el programa, no significa que no alcanzaré la meta, sin embargo darle mil vueltas a los pensamientos que me dicen que es un día malo, eso sí puede aplazar los resultados. Me desapego de un día malo y lo dejo ir.  Si mi programa está claro y lo sigo, solamente es cuestión de tiempo que alcance mis objetivos y no hay nada ni nadie que me va a frenar.

Aunque en la física exista una fórmula para definir la fuerza, creo que debe existir un motor, un impulso que será un factor determinante en tu fuerza física. Ese motor va más allá de lo físico, es un espíritu inquebrantable que tiene claro que llegará a la meta, tome lo que tome… 

Agradecimientos

Mis entrenadores, mis alumnos y toda la comunidad que me ha dado su apoyo, han jugado un rol importantísimo en mi progreso. Una voluntad inquebrantable se sostiene la mayoría de los días, y los días que flaquea, gracias a ustedes sigo dando lo mejor. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

T. Sims, Stacy (2016) ROAR: How to Match Your Food and Fitness to Your Unique Female Physiology for Optimum Performance, Great Health, and a Strong. Lean Body for Life.

Weschler, Toni (2006) Taking charge of your fertility

Apasionada del deporte, salud, naturaleza, educación y filosofía. Atleta y maestra de calistenia. Host en mi podcast, Deporvida. He elegido crear mi propio camino dedicándome a lo que más me apasiona.

Comments

  • Ursula Fischer
    reply

    Me encantó su reportaje. Se nota que le encanta la calestenia y que se ha dedicado a estudiar mucho acerca del tema físico, mental y psicológico de cómo hacer bien sus ejercicios. La felicito por su perseverancia y aceptación de sí misma.

    agosto 11, 2020

Post a Comment

Close
Onlyclean calisthenics es un equipo de profesionales que busca introducir en el mundo de la calistenia metodologías de entrenamiento prácticas y que realmente funcionan, siempre cuidando la técnica y belleza del movimiento.
contacto@onlyclean.es
@sergiogc_sw

@enriquefouz_calisthenics
Nuestras redes
About